El reality es la principal tendencia en el uscripted según Michelle Wasserman, que propone formatos cost-effective para Latam

Reforzados por los ratings y sus resultados multiplataforma, los realities están desplazando a los talent shows a nivel de audiencias y demanda de las pantallas en América Latina, destaca la SVP de Banijay Rights para Latinoamérica, US Hispanic y Brasil.

‘Gran Hermano’

De la mano del éxito de ‘Big Brother’ en países como Argentina, Chile, Colombia o México o formatos como ‘Survivor’ y ‘Temptation Island’ que están volviendo con fuerza, el reality es la principal tendencia unscripted en América Latina, opinó Michelle Wasserman de Banijay.

Como SVP de Banijay Rights para Latinoamérica, US Hispanic y Brasil, Wasserman lidera las ventas de los formatos y las latas del grupo Banijay en América Latina y ha estado detrás de icónicas adaptaciones en la región. Y según su lectura actual del mercado, el reality es hoy el género más demandado y que mejor funciona tanto para canales de TV abierta como para streamers.

“Si bien el año está siendo difícil en toda la industria, el entretenimiento sigue siendo protagonista en los últimos años, sobre todo a través del reality, que cobró mucha importancia. Más que antes”, expresó Wasserman en diálogo con Cveintiuno.

“Hasta hace poco el protagonista venía siendo el talento y la competencia. Hoy es el reality, que está reinando en las pantallas principales”, agregó la ejecutiva, que destacó en particular los formatos de convivencia.

Michelle Wasserman

“Los realities de convivencia tienen un elemento de seguir a los personajes y eso es tendencia hoy en el entretenimiento. Antes veíamos historias, ahora vemos personajes. Y en el reality pasa lo mismo”, explicó.

Es que en su opinión el consumo hoy se rige por contenidos más cortos que permiten a los espectadores “entrar y salir” y seguir más a los personajes que a la historia.

“Estamos creando a través de este tipo de realities personajes que te generan historias”, completó.

Formatos como ‘Big Brother’, ‘Survivor’ y ‘Temptation Island’, sin embargo, son un desafío para la mayoría de las pantallas de América Latina debido a sus altos costes de producción.

“Un formato como ‘Big Brother’ no puede tener puntos ciegos y requiere de gente trabajando las 24 horas. La técnica es de alto costo”, reconoció la ejecutiva, que destaca sin embargo cómo las alianzas entre canales y streamers están permitiendo sacar adelante este tipo de adaptaciones.

“Hoy los acuerdos por necesidad y estrategia son siempre de la mano de algún streamer”, señaló.

Así, ‘Gran Hermano’ en Argentina y Chile está siendo producido de la mano con Directv. Y en México y Colombia junto con ViX.

Según explica Wasserman, este tipo de alianzas permiten viabilizar la adaptación en términos económicos, pero también de consumo.

‘Temptation Island’ volverá este año a América Latina con tres versiones a través de Amazon

“Estas alianzas son una necesidad en términos del financiamiento para poder mantener la calidad y hacer un producto con los más altos estándares, pero también funcionan a nivel de estrategias de programación, porque se complementan y se promocionan”.

Los históricos resultados de ‘La casa de los famosos’ por Televisa y ViX el año pasado son una prueba de ello, al igual que los de ‘Gran Hermano’ en Argentina y Chile por Telefe, Chilevisión, Pluto TV y ahora Directv.

Los realities, opina además Wasserman, son una buena vía para las plataformas de sumar nuevos suscriptores. “Hoy las plataformas están buscando engagement, pero sobre todo nuevos suscritores y para eso necesitan ofrecer cosas novedosas. El reality los ayuda, porque por su esencia, por su naturaleza y por la manera en que llega a la audiencia, la gente se va a suscribir”.

Pero, aunque las alianzas con los streamers son una opción para mercados como Argentina, Chile, Colombia o México, para territorios o broadcasters más pequeños subirse a la ola de los realities sigue siendo percibido como un desafío.

Por eso Wasserman propone para dichos canales una serie de formatos más “escalables” y cost-effective que cuentan no obstante con fuertes componentes de reality y convivencia.

La ejecutiva destaca en ese sentido el formato de Banijay ‘Star Academy’, donde un grupo de jóvenes convive en una academia de canto y baile formando grupos, dúos y preparando sus actuaciones semanales.

“Es un formato de convivencia, pero no necesita tener cámaras las 24 horas. Puede tener puntos ciegos y es mucho más escalable que un ‘Gran Hermano’”, destacó la ejecutiva que puso como ejemplo la adaptación que tuvo en Bolivia por Unitel.

Otro ejemplo dentro del catálogo de Banijay es ‘Los 50’, un formato nacido en Francia en el canal W9 y adaptado el año pasado por Telemundo, que ya encargó una segunda temporada.

“Originalmente viene de Francia de un canal súper chiquito, pero lo ves y parece gigante. Y no es muy caro de hacer”, opinó.

El formato propone una convivencia entre cincuenta estrellas en una hacienda exótica mientras compiten entre sí en un juego “implacable e impredecible” hasta que solo uno quede en pie.

La ejecutiva también destaca ‘Buddy Games’, estrenado el año pasado por la cadena estadounidense CBS, donde un grupo de amigos conviven y compiten en juegos típicos de su época de juventud.

La versión que Banijay está proponiendo para Latam es con una celebridad y su grupo de amigos de toda la vida.

‘Buddy Games’

“Es como en un retiro de fin de semana donde conviven, juegan y rememoran recuerdos reales. Pero también tiene esa parte de tensión, con etapas de eliminación donde hay sentimientos reales en juego porque son amigos de verdad y se tienen que ir eliminando”.

“Creo que es algo nuevo para Latam, lo estamos empujando y creemos que pronto va a salir. Tiene mucho de reality, un poco de competencia y mucho entretenimiento”, agrega la ejecutiva, que propone también el formato portugués ‘Biggest Deal’.

Surgido en la cadena portuguesa TVI, el reality propone una competencia entre cuatro equipos de celebrities, que tienen que montar y llevar adelante cuatro negocios reales como pizzerías, lavaderos de coches, salones de belleza o un hotel.

“Cualquier puede ir a estos negocios y todas las semanas hacen la caja y se ve quién vendió más, quien vendió menos y el que tenga menor rentabilidad tiene que echar a alguien”, detalló.

“Son shows divertidos y súper escalables, con budgets más acotados. No necesitas tener un ‘Gran Hermano’ para tener un éxito en reality”, completó.

Gonzalo Larrea 05-07-2024 ©cveintiuno

EN CONTEXTO