The Immigrant: “Si produces solamente en base a lo que quiere un comprador hoy, estarás mal parado pasado mañana”

Camila Jiménez Villa y Silvana Aguirre, cofundadoras y líderes de The Immigrant, están decididas a sacar adelante proyectos desde Latam, Estados Unidos y España que, más allá de las temáticas o los géneros, ofrezcan una voz única. 

‘Una noche’, seria ya en producción para ViX+

Como productora independiente encabezada por ejecutivas con largas trayectorias en el mercado, The Immigrant se destaca por una amplia presencia territorial en su búsqueda por contar historias singulares.

“No nos encasillamos en ningún país, pues trabajamos muchísimo en México, España y Estados Unidos, además de estar también produciendo en Perú y Colombia”, aseguran Camila Jiménez Villa, CEO y cofundadora, y Silvana Aguirre, cofundadora y directora de Desarrollo de The Immigrant.

En 2019, Fremantle adquirió 25% de la productora, lo cual representó un impulso para redoblar el desarrollo de producciones como ‘Yellow’, ‘Una noche’, ‘La isla Bonita’ y ‘Adolfo’.

En diálogo con Cveintiuno, las ejecutivas explicaron sus criterios a la hora de elegir historias para producir, aclarando que no son “suicidas” pero que les gusta tener “un nivel de riesgo” al momento de decidirse por un guion o un género.

Además de pensar en contenidos que funcionen, las ejecutivas aseguran que para elegirlos deben estar “emocionalmente involucradas” y que la producción “mueva la aguja hacia adelante” en cuanto a historias latinoamericanas.

¿Cómo se autodefine The Immigrant como productora?

Camila Jiménez Villa

CAMILA JIMÉNEZ VILLA (CJV): Es difícil, porque no hay un término que lo abarque todo. Aunque el término “latinx” pueda excluir a España, que se asocia más a “hispánico”, diría que somos una productora latinx que produce en inglés y en español, y que también produce en España.

¿Qué tienen en común los contenidos que están impulsando a nivel internacional? 

SILVANA AGUIRRE (SA): Deben ser historias que nos emocionen. Son proyectos que demoran bastantes años en montarse, tenemos que estar involucradas emocionalmente en ellos, además de garantizar que se puedan vender. Algo que nos diferencia es que siempre estamos intentando levantar la vara todo lo posible, buscando proyectos que habitualmente no se ven en Latinoamérica en idioma español.

¿Qué temáticas las impulsan en estos proyectos?

(SA): Puede ser una forma de ver un mundo que no hemos visto antes. Nos gusta que haya una voz detrás de cada proyecto que tenga algo que decir. También rechazamos cuando se dice que de Latinoamérica puede salir solamente un tipo de contenido, eso nos da mucha bronca. Creemos que en América Latina hay mucho talento y queremos contar historias frescas, que tengan un punto de vista claro y una opinión para expresar sobre determinados temas. No solamente que sean entretenidos, sino que tengan algo para decir.

(CJV): En resumen, no se trata de temáticas. Para nosotros lo importante es la voz. A veces, como somos dos mujeres, las personas piensan que solo nos interesan historias sobre mujeres o con temas feministas. Realmente no es el caso.

¿Pero priorizan algún género sobre otro?

(CJV): No somos suicidas. Intentamos siempre un balance entre lo que vemos en el mercado, lo que es posible financiar en el momento y lo que nosotros llevamos al mercado. Igualmente, a veces tenemos proyectos que parecen suicidas, porque somos conscientes de que el mercado se encuentra vivo y se sigue moviendo. Si tú estás desarrollando solamente en base a lo que te dice que quiere un comprador hoy, vas a estar mal parado pasado mañana.

No nos guiamos por eso, pero también somos conscientes de las limitaciones y diferencias entre los mercados. Una cosa es el mercado de Estados Unidos cuando desarrollamos proyectos latinx en inglés con talento americano, otra cosa es Colombia, Perú, México o España. Es necesario entender cómo se mueven esos mercados para poder darle algo que nos emocione y que se pueda producir.

Silvana Aguirre

(SA): No somos suicidas pero nos gusta tener un nivel de riesgo en lo que tomamos porque nos gusta mucho el contenido. Suicidas no, necias sí (risas).

¿Están activamente buscando coproducciones? 

(CJV): La coproducción es muy importante y siempre la buscamos. Creemos que el modelo 100% originals para una plataforma, aunque lo usamos mucho con nuestros clientes, al fin y al cabo no termina beneficiando lo suficiente al productor, porque le quita totalmente el IP. Por eso, siempre tenemos una consciencia de modelos alternativos al de originals.

En ese sentido, Fremantle es un aliado muy importante porque nos permite tener acceso a capital para poder lograr coproducciones internacionales que te permiten no solo mayor libertad creativa, sino también un impulso económico más alto a la larga.

¿Cuál es el principal desafío que tiene hoy el contenido en español? 

(CJV): La presión sobre los presupuestos, que en este momento se está sintiendo cada vez más. Cuando trabajas con España y Estados Unidos te das cuenta que, aun con costos menores, los presupuestos en América Latina no son proporcionales. Es un reto producir con menos costo y eso afecta el tipo de género que puedes hacer. Ese es el segundo desafío: salirse del melodrama, expandir el abanico que se le da a la audiencia.

Otro reto más macro es la consolidación entre los compradores y las plataformas, pues entre más consolidación haya, menos voces. Eso implica menos diversidad de miradas sobre lo que se produce, y se vuelven profecías autocumplidas: se produce lo mismo, las audiencias se acostumbran y todo se vuelve igual. Espero que se detenga la consolidación entre players y haya mayor pluralidad de visiones desde el punto de vista del commissioning.

Gonzalo Larrea 06-12-2022 ©cveintiuno

EN CONTEXTO