Fernando Szew: “La guerra de los streamers duró lo que duró y ahora se está convirtiendo en otra batalla”

Fernando Szew, CEO de MarVista, se une a Los 100 de Cveintiuno como uno de los líderes de negocio de Iberoamérica tras la reciente venta de su compañía a Fox Entertainment y su ingreso a la producción de películas en español.

Fernando Szew, CEO de MarVista

Criado entre Argentina y Los Ángeles, bien se podría decir que la industria de la televisión corre por las venas de Fernando Szew, socio fundador y CEO de MarVista Entertainment, el poderoso estudio cinematográfico de Estados Unidos enfocado en TV movies y recientemente vendido a Fox Entertainment.

Su padre, Joseph Szew, fue el fundador de la distribuidora Whamo Entertainment, especializada en contenidos animados para VHS (y luego DVDs), negocio al que Fernando se incorporó con 23 años.

“Yo cumplí mis 24 años en Mipcom o en el vuelo de regreso de ese Mipcom. Desde entonces que estoy en la industria, empezando con distribución internacional”, recuerda el ejecutivo en diálogo con Cveintiuno.

Tras Whamo Entertaiment, y decidido a armar una compañía que “creara valor”, Szew fundó en 2003 junto con su padre, el productor Michael Jacobs y su “mentor” George Port la productora MarVista que, aprovechando la experiencia en TV movies de Jacobs, se fue especializando en dicha área.

“Principalmente porque era un negocio que se podía hacer sin mucho capital, con algunas preventas, ‘soft moneys’ y cosas así. Ahí empezó la construcción de la empresa y nos fue bien porque siempre nos mantuvimos muy disciplinados”, destaca Szew.

El resto es historia. Desde entonces MarVista no ha parado de crecer. Su slate anual de producciones ya asciende a las 80 películas y en diciembre del 2021 fue comprada por Fox Entertainment, la parte de Fox que no fue adquirida por Disney.

El presente tiene a MarVista no solo continuando su vertiginoso ritmo de producción en Estados Unidos ya de la mano de Fox y con Tubi como un socio clave, sino también exportando su modelo hacia otras regiones como América Latina, donde producirán entre 15 y 20 películas al año para varias plataformas.

‘En la mira’ es una de las películas que prepara MarVista en Latam

Su primera camada incluye películas en Argentina y México con talentos como Nicolas Francella, José Eduardo Derbez, Alonso Iñiguez, Ricardo Polanco o Fernanda Castillo, entre otros, que se suman a lo ya hecho en el pasado con la exitosa película argentina ‘El robo del siglo’ junto a AZ Films y Telefe, el documental ‘Los ladrones’ junto a Ánima y AZ Films para Netflix, y a la biopoic sobre Alberto Olmedo que preparan junto a Ánima.

¿Cuáles dirías que han sido las claves que te permitieron llevar a MarVista hasta donde está hoy?

Yo siempre tuve la visión, y la ambición, de construir una empresa con ejecutivos empoderados. Soy un creyente absoluto de que el bienestar de la organización es más importante que solamente enfocarse en la inteligencia de lo que uno hace. Y nosotros como empresa hemos trabajado muchísimo en construir un equipo que ‘todo lo puede’ y el gran test fue el Covid, como les pasó a muchas otras empresas. Nosotros no solo pudimos mantener a todo el equipo, sino que hasta logramos crecer y salir muy bien parados. Y lo otro es el trabajo. Yo crecí en una casa y en un ambiente, como inmigrante en Estados Unidos, de trabajo. Era ‘pico y pala’. Y así sigo hasta el día de hoy: vendí la empresa, pero no dejé de trabajar. Tengo esa ética de trabajo, me gusta ser líder, y motivar y dar oportunidades a mucha gente. Y la verdad que tengo la bendición de haberlo podido lograr.

El año pasado decidiste vender la empresa a Fox Entertainment. ¿Qué vieron ellos en MarVista para adquirirla?

La operación llegó en un momento en el que yo no estaba buscando vender. Realmente ellos nos buscaron y lo que vieron fue la capacidad de producción. Fox está en modo de construcción, vendió gran parte de su empresa a Disney y están creando un nuevo capítulo dentro de lo que es Fox Entertainment, que empezó con la adquisición de Tubi y Bento Box. Se están conformando de empresas, talentos y bienes importantes. Y una de las cosas que les faltaba era una cierta capacidad de producción efectiva, eficiente y poder de escalamiento. Y eso es algo en lo que MarVista es una empresa bastante única que puede ejecutar sobre esas necesidades. Nosotros venimos haciendo 80 películas al año, siempre con entregas en tiempo y forma, dentro de presupuestos pactados y con una amplia cartera de clientes y socios por todos lados y de todo el mundo.

Además, tenemos en nuestro ADN el lado de la distribución, unidad que Fox también le vendió a Disney.

¿Y a ti qué te convenció para vender, más allá de la oferta?

El appeal de Fox. Es una compañía que siempre admiré y que en su ADN siempre tuvo una visión futurista y audaz. Son muy innovadores, súper audaces y están muy bien capitalizados. Se caía de maduro que eran un gran comprador. Y cuando nos empezamos a conocer fue como anillo al dedo. Las necesidades de ellos cabían muy bien con las capacidades nuestras. Además, me atrajo el poder sumarme a una empresa que está en un nuevo comienzo. Yo al vender cerré un capítulo de mi vida y ahora estoy abriendo otro junto a Fox, que también está iniciando una nueva etapa.

‘Operación feliz Navidad’ es otra de las producciones para América Latina

¿Cómo se está dando la integración y qué cambia ahora para MarVista?

De maravilla. Cerramos la venta en diciembre, y en enero todo el equipo de MarVista se sumó al equipo de Fox. Es una integración muy buena, con muy buena colaboración. Lo que cambia ahora es que tenemos más capacidad. Nosotros seguimos y vamos a seguir produciendo contenidos para otras plataformas y distribuyendo contenidos de otros que no sean Fox. Pero ahora tenemos una capacidad de recursos que antes no teníamos y tenemos también socios internos, como una plataforma, que nos permiten hacer cosas interesantes. Nunca en mi vida como productor o distribuidor tuve tanta cercanía a una plataforma. En este caso uno de los ejes de crecimiento y de la tesis del acuerdo era producir contenido original para Tubi y en eso estamos, produciendo muchísimo contenido original para Tubi y también con buena tracción en nuestra colaboración con otras partes de Fox.

El modelo de MarVista siempre incluyó la distribución para financiar sus películas. Ahora con Tubi va a ser mucho más fácil…

Nosotros siempre tuvimos la necesidad y capacidad de buscar y encontrar preventas y socios. Para cierta parte de nuestro slate, ahora contamos con Tubi como una pata importante. Pero el modelo de construcción financiera de las películas sigue siendo el mismo de siempre para nosotros, y todavía buscamos y necesitamos de otros socios y de otros compradores y plataformas. Estamos muy abiertos a ampliar la colaboración con nuestros clientes actuales y en búsqueda de nuevos.

Además de Tubi, están produciendo en español para América Latina. ¿Por qué ahora?

El modelo de Marvista, de películas que en su momento se llamaban Made for TV movies, de alto valor, pero de presupuestos moderados, es algo que en América Latina no existía y recién ahora está empezando a existir. No tanto como “made for TV’ pero más como “direct to platform”, pero la concepción y ejecución es muy similar. Te diría que somos pioneros en haber construido un modelo diversificado y escalable de ese tipo de contenido. Creo que justo se dio una convergencia entre nuestro know how y las necesidades de las plataformas, que necesitan mucho contenido. Y ahora encima se suma una creciente ventana de AVOD que aún requiere de más contenido que “traccione” a sus audiencias.

El eje de lo que estamos haciendo ahora es llevar el modelo de MarVista principalmente a las plataformas que han arribado y van a seguir arribando a América Latina. Como es de público conocimiento, en la región tenemos una gran colaboración con Particular Crowd y y HBO Max y tenemos un deal con ViX+. Además, estamos trabajando con otras plataformas.

Nuestro plan es hacer entre 15 y 20 películas al año en América Latina, siempre manejando slates y dando un servicio especial a las plataformas. Para nosotros el negocio no es hacer película a película, sino que desembarcamos con todo nuestro tool kit y know how de cómo manejar estas producciones en escala y atendiendo la parte creativa y con talento importante.

Producir en español es una evolución natural para MarVista dados los contactos y nuestros lazos con la región. Pero también estamos haciendo cosas similares en otras partes del mundo y en otros idiomas. Es un momento muy bueno para seguir colaborando con gente de diferentes partes del mundo, algo que me encanta y que vengo fomentando desde mis comienzos en la industria.

También anunciaron un acuerdo con Elefantec para coproducir películas. ¿Qué implica?

El acuerdo con Elefantec incluye películas originales, pero también remakes de películas del catálogo de MarVista. La idea es hacerlas en castellano, con un look diferente y modernizadas. Nosotros tenemos un catálogo impresionante y una de las cosas que ellos vieron era que había una necesidad de moverse rápido para captar la demanda que se venía. Y cuando uno ya tiene las historias, los guiones y el know how, es más fácil.

La película familiar ‘Viajeros’

¿Hacia dónde crees que se dirige el mercado con tantas fusiones, nuevos lanzamientos y el crecimiento de modelos emergentes como el AVOD y el FAST?

En lo que respecta a las fusiones, creo que se detendrán al menos por un tiempo por razones más macro de los mercados y también porque hay un reacomodo de cuáles son los elementos importantes de valor. Entre otras cosas, la carrera por suscriptores sin mirar tanto a los resultados financieros se ha frenado. Obviamente que el tener suscriptores y/o “eyeballs” sigue siendo de suma importancia, pero ya no es el único eje de valor. Se está dando algo que era obvio que se iba a dar, y es que gran parte de la torta publicitaria está llegando a plataformas digitales y con acceso más directo al consumidor.

Yo creo que el mercado de AVOD va a seguir creciendo de manera enorme. Y también soy creyente de que vamos a ver una pronta evolución de cómo la publicidad se integra dentro del contenido.

¿Y cómo crees que la publicidad afectará al tipo de contenidos que se están produciendo? Porque los anunciantes reclamarán cifras y visionados…

Sí, la publicidad tiene que influir en el tipo de contenidos que se hacen y también en las mediciones de cómo le va al contenido. Seguramente todos empecemos a aprender nuevas maneras de medir y monetizar el éxito que van a ser muy diferentes de las de los ratings antiguos.

A nivel contenidos, yo creo que se abrió ya la caja de pandora y que va a seguir habiendo contenido súper premium, pero también va a haber una necesidad más amplia y un hambre todavía más amplio de contenido que sean utilitarios.

La guerra de los streamers duró lo que duró y ahora se está convirtiendo en otra batalla, algo que nosotros veníamos viendo y que Fox también lo vio y es que otro tipo de contenido también es importante. Es tan importante para las plataformas tener las mega series o películas de alto presupuesto que atraen audiencias nuevas, como tener películas frecuentes (estamos viendo que son semanales) que tal vez son más eficientes en un análisis de costo-beneficio y que ayudan a la retención de audiencias. Con tantas plataformas, la batalla ya no es solo por los suscriptores. Y en ese ruido se puede sobresalir con contenido premium, pero también dándole a la audiencia cosas nuevas y originales constantemente.

Gonzalo Larrea 05-09-2022 ©cveintiuno

EN CONTEXTO