Amauri Soares: “Estudios Globo produce el equivalente a cuatro largometrajes por día”

Amauri Soares, uno de Los 100 de Cveintiuno, aborda su estrategia para dirigir los Estudios Globo, que tras su reciente renovación dejó sus 13 estudios en una posición inmejorable en cuanto a tecnología y capacidades de producción, consolidándola como la usina más potente para la creatividad brasileña.

Amauri Soares

Antiguamente conocidos como Projeto Jacarepaguá (Projac), los actuales Estudios Globo, localizados en Río de Janeiro, son considerados los mayores estudios de producción televisiva de América Latina.

Al conversar con Amauri Soares, su director, una frase sirve como muestra para visualizar la magnitud de Globo como potencia productora a nivel mundial: “Los Estudios Globo producen ocho horas de contenido audiovisual por día, seis días por semana. Es como producir, grabar, editar y finalizar cuatro largometrajes por día”. 

El complejo comprende una superficie general de 1,7 millones de metros cuadrados (m2), lo cual incluye 192.000 m2 de área construida, áreas destinadas a ciudades escenográficas y un total de 13 estudios de grabación que en conjunto suman 12.500 m2. El último gran hito de los Estudios Globo fue en 2019, cuando se inauguró lo que denominaron MG4: un nuevo polo de producción que agregó tres estudios de última tecnología al complejo, incluyendo transmisión de datos por protocolo IP, fosas escenográficas inspiradas en teatros internacionales, y una “gleba escenográfica” que permite la integración de las locaciones exteriores con las interiores, acentuando el realismo de las producciones. 

“Todo eso logra abastecer a la TV Globo y a los demás canales y plataformas de la empresa. Los Estudios Globo tienen una flexibilidad total para ajustarse a la demanda que recibe”, afirma Soares. 

En marzo de este año, Amauri Soares, quien ya era director del canal de televisión TV Globo, el líder absoluto en audiencias en la TV abierta brasileña desde hace décadas, pasó también a asumir la dirección de los estudios tras la salida de Ricardo Waddington, que concluyó una etapa de 40 años en el grupo liderado por la familia Marinho. Se trata de un movimiento para nada menor, sobre todo si se considera que Globo tiene 123 emisoras distribuidas por el país, cada una de ellas creando y produciendo contenido local. 

El polo de producción MG4 de Estudios Globo

Con respecto a esta nueva responsabilidad, el ejecutivo lo ve como una continuidad en su trabajo. “Estamos trabajando más unidos que nunca para que los Estudios ofrezcan las mejor soluciones creativas para cualquier demanda de contenido que tengamos”, comenta. 

La apuesta parece estar funcionando, a juzgar por la repercusión de producciones como las telenovelas ‘Todas as Flores’ recién nominada en los premios Rose d’Or, o ‘Pantanal’ (remake de 2022) y ‘Cara e Coragem’, en los Emmy Internacionales.

Es que, solo en 2022, Globo invirtió más de US$ 1.000 millones en talentos, derechos y producción de contenido, además de US$ 304 en tecnología. 

La otra gran vitrina de producciones viene siendo su plataforma de streaming Globoplay, unidad de negocio que apuesta mucho a la coproducción con productoras locales independientes y que en los últimos años lanzó más de 40 documentales.

Actualmente, Globoplay se encuentra preparando nuevos títulos como ‘Vale dos Isolados: O Assassinato de Dom e Bruno’, dirigido por Sônia Bridi; ‘Xuxa, O Documentário’, producida por Endemol Shine Brasil y dirigida por Pedro Bial; y ‘Sócrates Brasileiro’, dirigida por Walter Salles y coproducida entre Vídeo Filmes, Anonymous y Globo. 

“Estudios Globo siempre trabaja al límite de su capacidad máxima de producción in-house. Pero también es interesante para las plataformas de Globo trabajar con el mercado independiente. Abrirle las puertas a ideas y producciones de afuera forma parte del compromiso de Globo con la diversidad y el desarrollo del sector audiovisual brasileño. Por lo tanto, siempre estamos abiertos a nuevos modelos de colaboración”, explica el ejecutivo. 

El ADN de Soares, sin embargo, es periodístico. De hecho, ingresó con ese rol en 1987 en una Globo dirigida por el prestigioso José Bonifácio de Oliveira, conocido como “Boni”, en la época analógica. En su recorrido dentro de la compañía, que lo llevó incluso a dirigir el canal TV Globo Internacional con sede en Nueva York, el ejecutivo se siente privilegiado de haber trabajado con diferentes generaciones de profesionales y resalta sus principales aportes dentro del gigante brasileño. 

“Comencé a trabajar en una Globo dirigida por Boni y hoy trabajo en una Globo completamente diferente, digital, multiplataforma, dirigida por Paulo Marinho. Dentro de mis logros destacaría la creación del concepto y de los formatos de ‘periodismo comunitario’ que aún sirven como modelo en todo el país. Y también la transformación del área de Programación de TV Globo en un área de Inteligencia de Sintonía con la sociedad brasileña”, expresa. 

Ya trascendiendo el rol meramente periodístico, actualmente Soares complementa sus responsabilidades de gestión y programación con el de la producción contenidos.

Para el caso de los diversos géneros que Globo recorre con contenido original para sus pantallas -su icónico canal de TV abierta, su batería de canales de TV paga y su prominente plataforma de streaming Globoplay-, cada vez son más títulos los que recorren el mundo impulsados por la división internacional de la compañía. 

“Nuestros contenidos, principalmente telenovelas y series, se exhiben en más de 150 países. Venimos haciéndolo desde hace 40 años y, cuando una historia es buena, el idioma no es una barrera”, asegura. 

La telenovela ‘Todas as flores’ ha sido nominada a los premios Rose d’Or 2023

Es que, apalancado por el éxito internacional de sus telenovelas a partir de los años 70 y 80, que le significaron una reputación tremenda como productora de contenidos, Globo fue abarcando un abanico cada vez mayores de contenidos originales. Al día de hoy, con el resurgir de las telenovelas a través de nuevos players, Soares no se fía tanto de los géneros. 

“Es curioso cómo, a pesar de toda la innovación en las formas de distribución, el contenido más deseado continúa siendo esencialmente el mismo: las buenas historias en forma de telenovelas, programas de estudio, juegos, series, deporte e incluso periodismo. Toda plataforma de video hoy quiere tener su telenovela, ¿verdad? La esencia de Globo es crear contenido brasileño, incorporar temas socialmente relevantes para aportar al debate y crear una representación siempre contemporánea de la sociedad en la pantalla”, afirma. 

Con respecto a tendencias en modelos de negocio, la postura del ejecutivo es de continuidad.

Por un lado, asegura que “la publicidad es central en el modelo de negocio de Globo” y lo seguirá siendo. Por otro, se encuentra atento a los resultados que implicará la inminente regulación del segmento SVOD en Brasil, aunque cree que el país “recién está iniciando el proceso”. 

Entretanto, los tiempos actuales presentan ciertos desafíos innegables que tocan a la compañía y en particular a la profesión original de Soares, quien admite que aunque “lo que define un periodismo de excelencia continúa siendo el compromiso con la búsqueda de la verdad”, su misión actual es “separar los hechos de lo fake” lo cual ha pasado a formar parte de lo que se conoce como “periodismo profesional”. 

En el mismo sentido, la inteligencia artificial (IA) también pone a los productores de contenidos en un dilema a la hora de tenerla en cuenta para reducir costos sin dejar que incida en los procesos creativos que aseguran la calidad de las producciones. 

“Aún no tenemos pleno conocimiento de sus posibilidades, pero veo a la IA como una notable herramienta de apoyo a la creación. Como toda herramienta, deberá depender de manos humanas: somos nosotros, los humanos, quienes conducimos el proceso”, opina. “A pesar de las visiones distópicas sobre el tema, soy optimista y creo que llegaremos a dominarla cada vez más”.  

Sebastián Torterola 06-11-2023 ©cveintiuno

EN CONTEXTO